Conoce el proceso que lleva una decoloración profesional. 

 

 

Por el staff de expertos en cabello de Silvia Galván Image Studio.

 

 

 

Decolorar el cabello está en las tendencias actuales para crear efectos naturales o intensos con técnicas como ombrè, highlights, balyage, californiano, degradados, decoloraciones globales, y más.

 

 

Los resultados son fantásticos, pero es importante que sepas que toda decoloración depende de un proceso químico delicado, que requiere de productos especializados y de un manejo técnico experimentado.

 

 

Los especialistas en colorometría de la firma Silvia Galván Image Studio te recomiendan atender los siguientes puntos sobre la decoloración para lograr los resultados que esperas.

 

 

Tiempo y paciencia.
Una decoloración de cabello lleva entre 4 y 6 horas, y cada minuto es importante. Si lo decidiste, prepárate para dedicarle una jornada de tu día a tu nuevo look. Reúne amenidades para entretenerte (celular, tableta, revistas); deja las urgencias de la casa o del trabajo para otro día y ponte en las manos de tu especialista: no lo presiones y disfruta la experiencia.

 

 

Condiciones de salud en tu cabello.
Tu cabello pasará por un proceso químico, por eso es importante que antes de la decoloración, se le realice una valoración, y en todo momento, hacer un tratamiento preventivo con proteínas y agentes que lo protejan. Esta fase puede retrasar algunos días el proceso de decoloración en espera que tu cabello esté en condiciones de ser intervenido.

 

 

Corte.
Deben eliminarse las puntas resecas y aprovechar para decidir el diseño más adecuado para hacer lucir sus nuevas tonalidades.

 

 

Productos para decolorar.
Las líneas profesionales de cosméticos para el cabello han logrado composiciones químicas de decoloración muy seguras. Sin embargo, las características personales del cabello son variables, y los efectos a lograr dependen de técnicas y diseño, por lo que es importante que esté proceso lo dejes en manos de un experto. 

 

 

Existen otros productos como aditivos que mitigan los efectos de alcalinización capilar. Se aplican durante el proceso de decoloración y su manejo requiere conocimientos técnicos del producto.

 

 

Exposición a fuentes de calor.
Las nuevas generaciones de productos profesionales no requieren de fuentes de calor artificial para actuar. Se activan a temperatura ambiente y eso permite resultados más naturales.

 

 

Sellado.
Para terminar, tus nuevas tonalidades deben ser selladas con un tratamiento para rebalancear su PH natural.

 

 

Cuidados posteriores.
Utiliza champús re-estructurantes que fortalecerán tu cabello y tratamientos que ayuden a cerrar sus escamas. Evita excederte con el uso de planchas, tenazas o secadoras.

 

 

 

 

“La decoloración es una técnica creativa para lograr efectos graduales de luz en el cabello”: Silvia Galván.