Por Jessica Galván 

 

 

No hay una fecha ni momento especial. Un cambio de look te ayuda a materializar esas ganas que sientes de cambiar, ser mejor o fortalecer tu personalidad. Es un asunto de ganas. Pero si buscas momentos clave, cambiar de look ayuda a superar ciertas etapas, como el paso a la universidad, un nuevo empleo, o un viaje. ¡Elige tu momento!

 

Diagnóstico capilar

Ten ideas o fotografías de qué es lo que te gustaría hacerte, acude con tu estilista y solicita un diagnóstico capilar, esto te ayudará a conocer la estructura de tu cabello o en qué estado se encuentra, y lo más importante, el especialista te dirá qué necesitas para mantenerlo sano, hermoso y saber si te funciona. No lo pienses y asesórate con un experto.

 

Asegúrate que sea para ti

A pesar de que algunas tendencias te vuelven completamente loca, no todas están hechas para ti. Debes tomar en cuenta la textura de tu cabello, el tono de piel, la forma de tu rostro y el corte de cabello. Por si fuera poco, también considera tu estilo de vida.

 

Adaptarte al cambio

La primera semana será complicado adaptarte a peinarlo, por lo cual debes considerar un cambio de rutina a la hora de peinarlo.

 

Checa las últimas tendencias capilares

Por ejemplo, las mechas californianas estuvieron de moda, pero ahora ya son historia. Técnicas como el balayage están pegando mucho ahora. Deja de lado aquellas tendencias que fueron una sensación en su momento, pues ya fue. Hay muchas nuevas técnicas de coloración para tu cabello que no te arrepentirás de intentar ahora.

 

Conoce la forma de tu rostro

Tomando en cuenta la forma de tu rostro, elige el corte que más te favorezca. Si tu rostro es redondo y deseas que luzca más delgado, te recomiendo un corte en capas a la altura del mentón. Por otra parte, si la forma de tu rostro es alargado opta por los flequillos, pues favorecerán la longitud de tu rostro. Y por último, si tu rostro se va más a lo cuadrado, entonces no dudes en ondular tu cabello de medios a puntas.

 

Los cuidados

Es importante que consideres el tiempo que le dedicarás al mantenimiento de tu look y con base en eso, darle los cuidados necesarios para que tu especialista te recomiende.